morados   servicios   únete   comentarios   links
 
 
presentación
 
objetivo
 
razones
 
campañas
 
contacto
 
 
PRIMERA Las causas que originan la emigración, son causas no deseadas por nadie; los descendientes de los que se quedan son españoles; los descendientes de los que se tienen que ir, no lo son. ¿Dónde esta la igualdad? ¿Dónde está la equidad?¿Donde está la Justicia?
   
SEGUNDA El actual gobierno democrático está basado en el principio de igualdad (Artículo 14 de la Constitución Española) , por lo tanto, es contradictorio que, hoy en día, se mantengan distinciones que no son más que resabios medievales. Si son españoles los descendientes de los que se quedaron; también lo deben de ser los descendientes de los que se fueron; ¿Acaso emigrar es sinónimo de pérdida de IDENTIDAD? 
   
TERCERA Durante su primer mensaje pronunciado a las Cortes Españolas, el 22 de noviembre de 1975, S. M. el Rey Juan Carlos I, expuso como idea básica de su reinado, el ser Rey de todos los españoles sin excepción. Pese a ello, actualmente, la Administración española continúa discriminando y exceptuando a los descendientes de la forzada y forzosa emigración española, sólo por el hecho de que  tuvo la necesidad de estar lejos de casa por circunstancias no deseables.
   
CUARTA La Constitución Española de 1978, tenía el propósito de ser la constitución de la concordia del pueblo español; sin embargo después de 25 años se mantienen las dos Españas expresadas por Antonio Machado.

Es decir, no se ha alcanzado el propósito deseado por la Constitución Española; ya que se mantienen vivas distinciones dolorosas. 

   
QUINTA Españoles no son, exclusivamente, los que habitan la península Ibérica. No debemos permitir que la Administración española olvide que España ha sido uno de los países que más emigrantes ha lanzado al mundo y que, en una gran medida, han sido las aportaciones de dinero que enviaban estos emigrantes a sus familias en la península, las que mantuvieron al hambre alejada de muchas familias españolas; además de que, esas mismas aportaciones económicas fueron, por un lado, ingreso de divisas clave para evitar la recesión y, por el otro, motor del desarrollo de España. 

Creemos firmemente que, apegándose al elemental principio de reciprocidad, la Administración española actual, debe reconocer que está en deuda y decidirse a corresponder, reconociendo el derecho a ser español y vivir como español, a todos los descendientes de españoles emigrados. 

   
SEXTA España, hoy por hoy, tiene una tasa de natalidad negativa. Pero, para poder mantener, a futuro, el nivel de vida actual, necesita nuevas generaciones de trabajadores, de contribuyentes fiscales, para lo que, necesita nacimientos. ¿La Administración prefiere no poder asegurar las jubilaciones de la actual generación trabajadora, al riesgo de aceptar a los nietos de españoles de origen? ¿Qué prefieren en España: reconocer como españoles a los hijos y nietos de españoles, educados y criados como españoles, por padres, madres y en muchos casos maestros españoles en instituciones educativas creadas por el exilio y la emigración española, y vinculados a comunidades españolas, deseosos de ser buenos ciudadanos españoles, o adoptar inmigrantes de otros orígenes que no será una inmigración inmediatamente integrada a su cultura y costumbres?
   
SÉPTIMA Es paradójico que el principal temor que frene la modificación del Código Civil sea el temor a los nietos de exiliados y emigrantes españoles en América, sin embargo reciban a los nietos de los emigrantes italianos, franceses y alemanes, que por haber nacido en América Latina hablan español y prefieren quedarse en España al retornar a Europa.
   
OCTAVA El Estado Español obliga a diferencias y distinciones en el interior del núcleo familiar, al propiciar que haya familias en ultramar donde los abuelos son españoles, los padres son españoles y los hijos, unos sí y otros no, todo por olvidar el tema durante 26 años de "transición democrática".
   
NOVENA Los Partidos Políticos españoles deberían de estar muy conscientes de que su función primordial es la de representar a los españoles y defender sus intereses; de que las votaciones sí se realizan también fuera de la península;  y de que el censo electoral sí reconoce el derecho a votar que tienen nuestros abuelos, padres y hermanos -quienes, por razones que sólo entienden los Códigos, no forzosamente están en nuestra misma situación-, y SÍ tienen la NACIONALIDAD ESPAÑOLA,  por lo tanto, tienen la opción de votar por aquel partido que más haya trabajado a favor de las necesidades de sus allegados y haya mostrado mayor interés por su existencia.

Integrantes de los Partidos Políticos Españoles

¿desean recibir el voto de agradecimiento de los votantes españoles residentes fuera de España?