CODIGO CIVIL
Comisión aprueba nietos de españoles puedan obtener nacionalidad

Madrid, 20 may (EFE).
La comisión de Justicia e Interior del Congreso aprobó hoy, con los votos del PP y la abstención del resto de los grupos, el que los nietos de emigrantes españoles puedan obtener la nacionalidad habiendo residido en España durante al menos un año.


 

Este fue el principal acuerdo adoptado en la reunión de la comisión celebrada esta tarde, en la que se dio el visto bueno al dictamen de la reforma del Código Civil en materia de nacionalidad, que el pleno del Congreso aprobará el próximo jueves como paso previo a su remisión al Senado. Los grupos de la oposición reclamaron que no se tuviera en cuenta el año de residencia en España, pero el PP, a través de su portavoz de Asuntos Sociales, Angeles Muñoz, consideró que la fórmula acordada es un "avance muy importante" teniendo en cuenta los requisitos que se exigen en otros países de la UE. Esta reforma del Código Civil facilitará además la opción de que los hijos de españoles, sin límite de edad, que vivan en el extranjero puedan optar a la nacionalidad desde el país de residencia. Se permitirá también evitar la pérdida de la condición de español a los sucesivos descendientes de nacionales que residan en el extranjero, a los que sólo se les exigirá que a los tres años de haber obtenido otra nacionalidad, digan que quieren conservar la española. Otras medidas aprobadas prevén que los hijos de españoles de origen que vivan en países con los que no hay firmados tratados de doble nacionalidad puedan recuperar su condición de españoles sin tener que renunciar a la del país de residencia. El PP rechazó la mayor parte de las pretensiones de los grupos de la oposición, que pedían, entre otras demandas, que se facilitase la obtención de la nacionalidad a los hijos de los extranjeros residentes permanentes en España, y que se rebajase de diez a cinco años el tiempo de residencia preciso para que la Administración conceda la nacionalidad. El PSOE reclamó, sin éxito, que los ciudadanos de la UE tuviesen la misma equiparación que los nacionales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o sefardíes, para obtener la nacionalidad española con dos años de residencia. El PP argumentó que los requisitos para ser español de origen "se tienen que mantener, hoy por hoy, tal como están contemplados en la legislación actual". Sí acordó, no obstante, introducir una nueva disposición en el texto en la que se dice que la ley entrará en vigor a los tres meses de su publicación. La portavoz del PP opinó que su grupo ha incorporado las modificaciones precisas para que la nueva ley pueda ser aprobada por unanimidad. Con vistas a la tramitación en el Senado, Angeles Muñoz opinó que el actual texto ha quedado "muy completo" tras las mejoras introducidas y destacó el que se haya tenido en cuenta los criterios del resto de los grupos y no sólo los del PP. EFE cpg/rs