Viernes, 24 de Mayo de 2002
.
Los nietos de emigrantes sólo recuperarán la nacionalidad si encuentran trabajo en España
M. SÁIZ-PARDO.


MADRID. Conseguir un contrato legal de trabajo será condición indispensable para que las decenas de miles de nietos de los emigrantes y de los exiliados españoles puedan recuperar la nacionalidad perdida por sus ancestros. El Partido Popular bloqueó ayer con su mayoría parlamentaria las iniciativas del resto de grupos de la cámara baja para conceder a los descendientes de tercera generación la ciudadanía sin tener que volver a España.

No obstante, la reforma aprobada ayer sí facilitará ?sin condición alguna? la recuperación de la nacionalidad a los hijos de españoles que perdieron la ciudadanía. El Grupo Popular también puso freno a los intentos de la oposición de suavizar en el Código Civil las condiciones para que los inmigrantes accedan a la nacionalidad.

No hubo acuerdo de último momento y los populares votaron hasta 28 veces en contra de la batería de enmiendas planteadas por el resto de los grupos, incluidos el catalán y el canario. Finalmente, la denominada ley de los nietos será un calco casi exacto de la proposición inicial del PP y no será tan favorable para los descendientes de los emigrantes y exiliados como pretendían los colectivos de familiares de españoles repartidos por todo el mundo.

La aspiración de estas asociaciones, que era poder recuperar la nacionalidad de sus abuelos (españoles de origen) de manera automática, fue rechazada en el Congreso de los Diputados y tendrán que volver a España y vivir en el país para tratar de recuperarla.